16 Nov, 2017

Enviado por en Pregúntale al astrónomo, Preguntas | 0 Comentarios

¿Qué es la luz cenicienta de la luna?

¿Qué es la luz cenicienta de la luna?

Imaginemos que acaba de pasar la Luna nueva, y que la creciente de la Luna se percibe cada día más “gruesa”. Por lo menos hasta el tercer día después de la fase de Luna nueva, podremos ver todo el disco lunar, pero en él percibiremos dos intensidades de luz, una zona bastante iluminada directamente por el Sol, y otra, mucho más grande, y que completa todo el disco de la Luna, bastante tenue, pero perceptible desde la Tierra.

Esa luz débil, pero visible desde nuestro planeta, es la “LUZ CENICIENTA”, la cual también procede del Sol, pero que antes “rebota” en  la Tierra y llega a la Luna, precisamente, a la parte de nuestro satélite que “goza” de una noche iluminada por la Tierra, que vista desde la Luna se encuentra en una fase de casi “Tierra llena”.

Este fenómeno es posible por 2 razones:

  1. Las fases de la Tierra vista desde la Luna, y de la Luna vista desde la Tierra, SON OPUESTAS. En otras palabras, cuando se verifica la Luna llena, vista desde la Tierra, se produce la de “Tierra nueva” vista desde la Luna. Y cuando desde la Luna se percibe la “Tierra llena”, entonces desde la Tierra podremos percibir la “Luna nueva”. Esto quiere decir que, en los tres días siguientes a la fase de Luna nueva, desde la Luna se podrá percibir una Tierra “casi llena”, mucho más grande, porque de hecho, la Tierra es mucho más grande que la Luna, pues su diámetro es 3.6 veces más grande que el de su satélite, percibiéndose desde la Tierra, en conjunto, por lo menos 8 veces más grande, y siendo su masa, realmente, 81 veces mayor que la de la Luna, en otras palabras, si en una balanza gigante colocáramos la Tierra, en el otro platillo tendríamos que colocar 81 lunas para que la balanza se equilibrara.
  2. El albedo de la Tierra es mucho mayor que el de la Luna. Cifrándose ambos en 31% para la Tierra, y apenas del 7% para la Luna. En esta dinámica, un espejo tiene un albedo de casi el 100%, mientras que un pedazo de carbón, éste sería menor al 1%.

Esto es posible porque sobre la Tierra hay agua, hay nieve, y hay nubes blancas, que reflejan con mayor facilidad la luz del Sol; mientras que, sobre la Luna solo hay desiertos de basalto y arena.

EL ALBEDO se define como LA CAPACIDAD que tienen los astros sin luz propia, PARA REFLEJAR LA LUZ que procede de los astros con luz propia.

Entonces el albedo de la Tierra, que es muy superior al de la Luna, POTENCIA “LA LUZ CENICIENTA” de la Luna que podemos percibir desde la Tierra, en las oscuras noches que anteceden, y que luego siguen a la Luna Nueva.


SECCIÓN “PREGÚNTALE AL ASTRÓNOMO”

Si algún lector tuviera algunas otras preguntas, no dude en formularlas y hacerlas llegar vía correo electrónico a rodrey12@hotmail.com o vía WhatsApp al número 4422-1-99977.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *