16 Nov, 2017

Enviado por en Boletín, Observatorio | 0 Comentarios

Qué podemos ver del 16 al 23 de noviembre

Qué podemos ver del 16 al 23 de noviembre

 Jueves 16 de noviembre

CONSTELACIÓN DE “LIRA”

El nombre oficial de esta constelación es “Lyra”, mientras que su genitivo, que se usa para denominar las estrellas pertenecientes a esta zona celeste, es “Lyrae” (Lire), usándose la abreviatura “Lyr”. Por ejemplo la estrella “Vega”, por ser la más brillante se denomina “α Lyrae” (Alfa Lire), o también “α Lyr”, la que sigue en brillo será “β Lyrae” (Beta Lire) con el nombre propio “Sheliak”, palabra árabe que significa “la tortuga”. Por cierto esta estrella es un objeto muy buscado por los astrónomos aficionados por su facilidad en ser encontrada pues las componentes, las 2 son de brillo aparente, que para ser vistas no se necesita telescopio, formando un sistema estelar binario con la característica de que es “variable eclipsante”, con una distancia superior a los 800 años luz desde la Tierra, y con una masa aproximadamente 30 veces superior a la del Sol.

Esta constelación es conocida desde la antigüedad más remota, ya que fue mencionada por Tolomeo en su obra “El Almagesto”, y también reconocida en la actualidad por la “Unión Astronómica Internacional” (UAI), como parte integrante de las 88 constelaciones de la esfera celeste.

En la mitología griega representa la lira de Orfeo, que según la leyenda la interpretaba sutilmente para producir una música tan hermosa que hasta los animales se detenían a escucharla. Ante el fin trágico de Orfeo y su amante Eurídice, Zeus colocó la lira de Orfeo en la esfera celeste para que la humanidad siempre recordara la sublime música de Orfeo.

“Lyra” como zona celeste se encuentra muy al norte, tanto que una de sus estrellas (Vega), se encuentra en la órbita circular que sigue el polo norte celeste alrededor del polo norte de la eclíptica, dinámica por la cual, dentro de 14, 000 años aproximadamente, Vega se convertirá en la estrella polar del hemisferio norte.

Lyra es una constelación medianamente pequeña, con sus 287° cuadrados de arco, ostenta el rango 52avo entre las 88 que conforman la esfera celeste. O sea que hay 51 constelaciones más grandes que esta, y 36 más pequeñas.

En el área celeste de Lyra podemos observar 73 estrellas sin necesidad de usar el telescopio, de las cuales “Vega” es la estrella más brillante. De todas las estrellas es la 5° más brillante del cielo nocturno, después de Sirio del Can Mayor, Canopus de Carina, Alfa Centauri del Centauro, y Arturo del Boyero. Y la número 2 en el hemisferio Boreal, después de Arturo.

Lyra es la radiante de 2 lluvias de estrellas: las “Líridas”, y las “Eta Líridas”. También es donde encontramos 2 objetos Messier, y 34 objetos de cielo profundo “NGC”.

Viernes 17 de noviembre

LLUVIA DE ESTRELLAS “LEÓNIDAS”

Se trata de una “lluvia de estrellas” de baja copiosidad, ya que su taza horaria es de apenas 20 meteoros por hora, o sea, que esperamos observar un meteoro cada 3 minutos.

Lo rescatable de este fenómeno es que tendremos una noche bastante oscura por la circunstancia de que la Luna se encuentra prácticamente en su fase de Luna nueva, y que regularmente en este tiempo tenemos cielos despejados.

Otra circunstancia que debemos tener en cuenta es que el fenómeno sucede durante la noche del jueves al viernes, o sea, en la madrugada del viernes. Esto lo menciono porque algunas personas vienen la noche del viernes 17, y claro que en esa noche también es posible observar algo, puesto que la actividad de esta lluvia de meteoros dura hasta la noche del 20 de noviembre, pero “el máximo” sucede en la madrugada del viernes 17.

Sábado 18 de noviembre

LUNA NUEVA DE NOVIEMBRE

A las 5 de la mañana con 44 minutos. La Luna llega al punto de su órbita en el que se alinea con el Sol dentro de la órbita de la Tierra, por lo tanto su cara iluminada es la opuesta a la Tierra, por lo tanto es invisible desde nuestro planeta, tanto por la circunstancia mencionada, como por ubicarse, aparentemente, demasiado cerca de nuestra estrella.

La distancia entre el centro del Sol, y el centro de la Tierra equivale, en este punto orbital, a 402, 117 kilómetros.

En estas circunstancias, es muy posible que podamos observar galaxias y nebulosas, ya que la oscuridad prevalece en esta noche que a la hora que se verifica el fenómeno termina.

Domingo 19 de noviembre

ESTRELLA “VEGA”

“Vega” es la quinta estrella más brillante del cielo nocturno, la 2° del hemisferio boreal, y la primera de la constelación de la Lira. Su brillo equivale casi al +0 en la escala de Hiparco, siendo éste de +0.03

Además de “Vega”, existe otro nombre propio para esta estrella: “Lucida Lyrae” (Lúcida Lire), y por ser la más brillante de la constelación de Lira, se le designa como “α Lyrae” (Alfa Lire) por la designación Bayer, y “3 Lyrae” por la designación Flamsteed.

Vega dobla la masa del Sol, y en cuanto al diámetro, el mayor es casi tres veces más grande que el de nuestra estrella. Efectivamente, Vega tiene dos diámetros distintos, de los que, el ecuatorial es un octavo más grande que el polar. Esta peculiar característica de la estrella se debe a que su velocidad de rotación es muy fuerte, tanto como 275 kilómetros por segundo, de tal manera que una vuelta completa sobre su eje de rotación se completa apenas en 12 horas y 30 minutos, cuando la del Sol llega hasta los 25 días enteros aproximadamente..

La luminosidad de Vega en tantos solares  es de 40 veces la del Sol, mientras que su magnitud absoluta  es un poco menor que su magnitud aparente, por la sencilla razón de que se encuentra a una distancia menor a 10 parsecs desde la Tierra. La magnitud absoluta es de +0.5, y la aparente de +0.0.

Vega a través de la historia de la astronomía, ocupa un lugar muy especial por lo siguiente: es la estrella más estudiada del cielo nocturno, y fue también la primera que se fotografió después del Sol. Es una estrella cercana, tanto como 25 años luz. Y también porque hace unos 14 mil años aproximadamente, fue la estrella polar de nuestro hemisferio, y volverá a serlo dentro de otros 12 mil aproximadamente. Sobra decir que entre las estrellas “polares” del hemisferio norte, es la más brillante.

Lunes 20 de noviembre

EL PLANETA MERCURIO EN CONJUNCIÓN CON LA LUNA

A las 3 de la mañana con 24 minutos. El fenómeno se verifica exactamente a la hora indicada, pero a esa hora no es visible en la República Mexicana, lo será unas 9 horas más temprano, o unas 15 horas más tarde, aproximadamente.

El caso es que ya sea, el día anterior, o el mismo lunes 20, pero alrededor de las 6 de la tarde, en ambos casos, Mercurio aparecerá a 7 grados de arco arriba a la izquierda de la Luna, o la misma distancia angular, pero abajo a la izquierda de la Luna si se observa el día 20 por la tarde. En ambos casos, el fenómeno se verifica en la constelación del Ofiuco.

Se trata de una buena oportunidad para observar al planeta Mercurio, ya que la rapidez con la que recorre su pequeña órbita alrededor del Sol, lo convierte en el planeta más “escurridizo”, y evasivo de los 8 del sistema Solar.

Martes 21 de noviembre

LA LUNA EN EL “APOASTRO”

Al recorrer su órbita alrededor de la Tierra, la Luna se encuentra en esta fecha en el punto más alejado desde el centro de nuestro planeta (406, 155 kilómetros). El único efecto perceptible de este fenómeno es que apreciaremos la Luna mucho más pequeña que de costumbre, con un tamaño angular referido a su diámetro de 29 minutos, y 25 segundos de arco. Este es el fenómeno contrario a la súper Luna, pudiéndose denominar “La Micro Luna”.

LLUVIA DE ESTRELLAS “ALFA MONOCERÓTIDAS”

La copiosidad de esta lluvia de estrellas es variable, sin embargo no podemos esperar que tengamos una taza horaria mayor de 10 meteoros por cada 60 minutos, o sea, tal vez pudiéramos ver uno cada 5 o 6 minutos.

La radiante la encontraremos en la estrella Alfa de la constelación del “unicornio”, la cual se ubica prácticamente sobre el ecuador celeste. Para observarla debemos ver hacia el oriente desde las 11 de la noche en adelante.

La actividad de esta lluvia de estrellas se extiende desde el 15 al 25 de noviembre con su máximo en la madrugada del martes 21, o sea, en la noche del lunes, para amanecer el martes.

Miércoles 22 de noviembre

CONJUNCIÓN DE PLUTÓN CON LA LUNA

Sagitario es la constelación que sirve de escenario para este “encuentro” cósmico entre nuestro satélite y Plutón. “La reunión” es solo aparente pues mientras que la Luna se encuentra a poco más de un segundo luz desde la Tierra, Plutón se ubica a más de 8 horas luz más allá, de tal manera que si los vemos “juntos”, es solo por efecto de perspectiva.

Podremos observar a Plutón a 2° de arco a la izquierda de la Luna viendo hacia el suroeste.

 Jueves 23 de noviembre

NEBULOSA DEL “ANILLO”

Es un objeto muy apreciado por los aficionados a la astronomía por lo vistoso de su apariencia, y por la facilidad para ubicarlo a media distancia entre las estrellas “Beta”, y “Gamma” de la constelación de Lyra. Se trata de un objeto cósmico de muy buen tamaño, ya que comparado con el sistema Solar, tiene aproximadamente el mismo tamaño, o sea, unos 16 meses luz de diámetro, ubicándose una estrella enana blanca, en el centro de la nebulosa, exactamente en el mismo lugar que ocuparía el Sol, si la nebulosa fuera el Sistema Solar.

La nebulosa del Anillo se encuentra a 2, 300 años luz de distancia del sistema Solar, brillando desde éste con una magnitud aparente de +8.8 grados en la escala de Hiparco.

Las horas mencionadas son las del centro de la República Mexicana

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *