28 May, 2020

Enviado en Boletín | 0 Comentarios

Boletín astronómico semanal del domingo 31 de mayo al sábado 6 de junio de 2020

Boletín astronómico semanal del domingo 31 de mayo al sábado 6 de junio de 2020

Centésimo quincuagésimo octavo (158°)

boletín astronómico semanal

del domingo 31 de mayo al sábado 6 de junio de 2020

Observatorio Ilalux

Panorama viendo hacia el sur desde el observatorio astronómico

El observatorio astronómico funciona como una escuela por tal motivo, y por las actuales circunstancias de la pandemia Retomaremos nuestras actividades hasta que se disponga de una vacuna segura para prevenir el Covid-19 Nos importa mucho la salud de nuestros clientes y empleados Estamos trabajando para ofrecer pronto clases astronómicas a distancia

Editorial

Continuamos disertando acerca de este sistema planetario llamado “Solar” del cual afirmamos contundentemente que, es un lugar apropiado para que por lo menos en uno de sus planetas primarios haya vida y ésta exista de una manera exuberante: la Tierra. Porque no solo las características intrínsecas del planeta lo hacen apropiado para contener la existencia de seres vivos complejos, también su ubicación en la ecósfera solar y la protección que, Júpiter el más grande de los planetas le brinda como escudo cósmico que, evita el impacto de asteroides peligrosos, pero no solo como escudo, también como catapulta que, con su potente rebote gravitacional, los lanza lejos de la Tierra.

También Mercurio y Venus que, actúan como amortiguadores de la intensa y mortífera radiación, pero lo que más libra a la Tierra de efectos nocivos del poderoso viento solar, es el potente campo magnético provocado por el más denso núcleo del sistema, en uno de los planetas más pequeños, lo cual consigue para nosotros la más prodigiosa protección en favor de conservar la vida sobre este singular planeta que, no es tan grande que, no nos permita el movimiento expedito, pero tampoco tan pequeño que, nos hiciera flotar como las nubes en la atmósfera.

La gravitación terráquea y su velocidad de escape orbital ha librado a los seres que se mueven sobre él, de la gravedad solar, permitiendo el movimiento libre sobre el planeta que solamente es limitado por las fronteras que, el egoísmo humano ha señalado sobre su rugosa pero fabulosa superficie.

La atmósfera terrestre es perfecta en cuanto la proporción de oxígeno suficiente para respirar. Lo peligroso es que el equilibrio que logran las plantas se rompiera, de tal manera que, ya no hubiera suficientes árboles que consumen bióxido de carbono pero que despiden oxígeno. En estos tiempos nos acercamos al punto sin retorno de desaparecer en unas cuantas décadas lo que, al planeta le costó más de mil millones de años construir.

Lo maravilloso de este pequeño planeta es que, hasta lo más peligroso como es el vulcanismo llega a ser algo de lo más importante para alcanzar a ser lo que somos: seres complejos cuya constitución a la vez que suave como nuestro corazón, también fuerte y consistente como nuestros huesos y dientes. El hierro y el níquel que contiene nuestro organismo, y los metales tan necesarios en la tecnología avanzada de nuestro tiempo, fueron extraídos desde las profundidades de más de 5 mil kilómetros donde la pavorosa presión terráquea al paso de por lo menos 3 miles de millones de años los fabricó.

Adán y Eva aparecieron sobre este paraíso terreno hace apenas 50 mil años, pero fueron producto de un proceso evolutivo que duró por lo menos 5 millones de años que, es el tiempo que ha pasado desde que aparecieron los primeros homínidos con características muy semejantes a los seres humanos que, ahora vivimos sobre este colosal, pero también frágil planeta que nos correspondió como morada cósmica… (CONTINUARÁ)

Imagen relacionada

RESPONSABLES DE LA PUBLICACIÓN DE ESTE BOLETÍN:

Reynaldo Huerta Cerna

Licenciado Astrónomo

Director del Observatorio

Editorialista, fenómenos día por día,

Glosario astronómico

Juan Canales Castañeda

Filósofo, Psicoterapeuta

Editorialista

Juan José Ramírez Tovar

Telescopista, estudiante de astronomía

Observaciones generales, constelaciones del horizonte total

Resultado de imagen para imágenes de bibliografía:

  • “OBSERVER’S HANDBOOK 2020”, publicado por el editor James S. Edgar de la “Royal Astronomical Society of Canada” USA edition
  • Programa Digital “Cartes du Ciel” (Mapas Celestes)
  • “MANUAL CELESTE DE BURNHAMS” de Robert Burnham
  • “ATLAS CELESTE 2000.0” de Wil Tirion, y Roger W. Sinnott
  • “Exploration of the Universe” fifth edition, de Abell, Morrison, y Wolf
  • The Telescope Handbook and Star Atlas, de Neale E. Howard, y Thomas Y. Crowell
  • Las imágenes son tomadas de Wikipedia libre
  • LOS TEXTOS SON ORIGINALES DE CADA AUTOR

FENÓMENOS ASTRONÓMICOS DE LA SEMANA

OBSERVACIONES GENERALES:

CONSTELACIÓN donde se ubica, la HORA de SALIDA, su paso por el MERIDIANO, el OCASO, y la MAGNITUD APARENTE de los principales astros del SISTEMA SOLAR

EL DOMINGO 31 DE MAYO DE 2020:

Juan José Ramírez Tovar

ASTRO EN LA CONSTELACIÓN DE APARECE

POR EL ORIENTE

A LAS

PASA POR EL MERIDIANO

A LAS

SE OCULTA POR EL PONIENTE A LAS MAGNITUD EN LA ESCALA DE HIPARCO
El Sol El Toro 7h 0m 13h 39m 20h 19m -26.7
La Luna La Virgen 16h 19m 22h 27m 3h 48m -10.9
Mercurio Los Gemelos 8h 37m 15h 21m 22h 4m 0.3
Venus El Toro 7h 13m 13h 52m 20h 30m -3.8
Marte El Acuario 2h 12m 8h 1m 13h 49m +0.3
Ceres El Acuario 2h 24m 7h 59m 13h 34m +9.3
Pallas La Zorra 21h 56m 4h 35m 11h 9m +10.2
Juno La Virgen 15h 23m 21h 33m 3h 47m +10.0
Vesta El Orión 8h 17m 14h 55m 21h 32m +8.5
Astraea El León 12h 7m 18h 35m 1h 5m +11.0
Hebe La Virgen 15h 27m 21h 49m 4h 14m +10.1
Iris El Flechador 22h 22m 3h 54m 9h 22m +10.9
Flora La Ballena 3h 27m 9h 27m 15h 27m +11.0
Quetzalcóatl La Ballena 3h 50m 9h 53m 15h 55m +25.5
Júpiter El Flechador 23h 23m 4h 55m 10h 23m -2.4
Saturno Capricornio 23h 41m 5h 15m 10h 45m +0.5
Urano El Carnero 5h 1m 11h 24m 17h 24m +5.9
Neptuno El Acuario 2h 33m 8h 27m 14h 22m +7.9
Plutón El Flechador 23h 16m 4h 47m 10h 14m +14.3

Este cuadro “DE ORTOS Y OCASOS”, “LOS COMENTARIOS ACERCA DEL MOVIMIENTO PLANETARIO”, son idea original del director del observatorio astronómico “Ilalux”, y son actualizados cada semana por él mismo, y por el joven Juan José Ramírez Tovar, basándose en el programa digital “Cartes du Ciel”.

COMENTARIOS ACERCA DEL MOVIMIENTO PLANETARIO

En esta semana del domingo 31 de mayo al sábado 6 de junio de 2020

Imagen relacionada

Imagen tomada de Wikipedia libre

Johannes Kepler autor de las tres leyes que rigen el movimiento planetario

EL SOL: Esta semana continua en la constelación del Toro, donde permanecerá durante una semana más.

LA LUNA: En estos 7 días, de domingo a sábado, temprano el domingo inicia su recorrido por la eclíptica en la constelación de la Virgen para que, luego ingrese a la constelación de la Balanza, luego al Ofiuco de ahí se va al Flechador, donde termina su recorrido semanal.

MERCURIO: Esta semana ya entró a la constelación de los Gemelos muy cerca todavía del Sol aparentemente.

VENUS: Esta semana continua su recorrido aparentemente hacia el Sol en la constelación del Toro.

MARTE: En esta semana se encuentra en la constelación del Acuario

y aparentemente, todavía cerca de Júpiter y Saturno.

JÚPITER: Se ubica toda la semana (y todo el año) en la constelación del Flechador.

SATURNO: Por fin después de un largo tiempo en Sagitario, ahora entró a la constelación de Capricornio.

URANO: Hoy lo ubicamos ya, en la constelación del Carnero, también llamada “Aries”.

NEPTUNO: Continúa en la constelación del ACUARIO.

PLUTÓN: Por largo tiempo lo encontraremos en la constelación del SAGITARIO

Por ser la primera semana del mes

PRESENTAMOS:

Imagen relacionada

Panorama celeste al amanecer

Licenciado Astrónomo Reynaldo Huerta Cerna

A las 6 de la mañana del 1 de junio:

VIENDO HACIA EL NORTE: Exactamente debajo de la Polaris ubicamos la constelación de Cepheus; hacia el poniente está el vientre del Dragón. Al oriente de Cepheus encontramos el área de Casiopea. En cuanto al asterismo de la “M” de Casiopea valga decir que desde México solamente la percibimos como eso: “una M”, nunca como una “W”, como la ven desde Estados Unidos, Canadá, Europa, y Rusia, debido a la poca circumpolaridad que desde nuestro país podemos observar hacia el norte. También es válido que afirmemos que, esa “M” es la “M” de México, y que en esta época puede verse en la mañana aparecer por el noreste.

VIENDO HACIA EL NORESTE: Las constelaciones de Camelopardalis (la Jirafa) y Perseo ya han aparecido sobre el horizonte completamente.

VIENDO HACIA EL ORIENTE: Aries (el Carnero) puede observarse claramente con su estrella más brillante: Hamal. Cetus (la Ballena) ya casi termina de presentársenos sobre el horizonte con su maravillosa estrella “Mira” cuyo nombre significa precisamente eso.

VIENDO HACIA EL SURESTE: las constelaciones de Sculptor (el Escultor), Phoenix (el Ave Fénix), y Tucana (el Tucán) ya se pueden observar claramente.

VIENDO HACIA EL SUR: por este rumbo pueden observarse 3 constelaciones: Indus (el Indio), Pavo, y Telescopium.

VIENDO HACIA EL SUROESTE: Corona Australis y Scorpius (el Escorpión) están ya por ocultarse. La estrella Alfa Scorpii (Antares) luce muy brillante con un intenso color rojo.

VIENDO HACIA EL PONIENTE: por este rumbo podemos ver la constelación de Ophiuchus tomando con su mano izquierda Serpens Caput (la Cabeza de la Serpiente)

VIENDO HACIA EL NOROESTE: la constelación de Bootes (el Boyero) ya casi se ha ocultado.

EN EL CENIT: Las 2 pequeñas constelaciones de Equuleus (el Caballito) y Delphinus (el Delfín) se han adueñado de la parte central de la línea meridiana, o sea, del cenit de esta región central de la República Mexicana.

ENTRE EL CENIT Y EL NORTE: la extensa constelación de Cygnus (el Cisne) que contiene la estrella Deneb, nombre que significa la cola del cisne, y las nebulosas Norteamérica, Velo, Pelícano, y Medialuna.

ENTRE EL CENIT Y EL NORESTE: en esta región encontramos otras 3 pequeñas constelaciones: Sagitta (la Flecha) Vulpecula (la Zorra) y Lyra.

ENTRE EL CENIT Y EL ORIENTE: aquí lucen las constelaciones de Pegasus (el Caballo con Alas) y Piscis.

ENTRE EL CENIT Y EL SURESTE: La gran constelación de Aquarius (el Aguador) conteniendo al planeta Marte con su característico color rojo.

ENTRE EL CENIT Y EL SUR: por este rumbo podremos apreciar a Capricornus que contiene al planeta Saturno, y a Sagittarius (el Flechador) en la que se ubica todavía el planeta Júpiter que brilla intensamente.

ENTRE EL CENIT Y EL SUROESTE: la brillante constelación de Aquila (el Águila) con su brillante estrella Altair pueden observarse por este rumbo.

ENTRE EL CENIT Y EL PONIENTE: la enorme constelación de Hercules.

ENTRE EL CENIT Y EL NOROESTE: la constelación de Lyra es perfectamente visible por este rumbo con su brillante estrella Vega de un color muy blanco.

SOBRE LA ECLÍPTICA DE ORIENTE A PONIENTE: las famosas constelaciones de Aries, Piscis, Aquarius, Capricornus, Sagittarius, Ophiuchus, y Scorpius.

Imagen relacionada

Panorama celeste al anochecer

Licenciado Astrónomo Reynaldo Huerta Cerna

A las 9 de la noche del 1 de junio:

VIENDO HACIA EL NORTE: Por supuesto que en esta área encontramos la aparentemente inmóvil Polaris y debajo de ella la cabeza de la jirafa del asterismo correspondiente. Camelopardalis es el nombre oficial de esta gran constelación. Sí su cabeza y parate de su largo cuello todavía tocan la línea meridiana pero, sus patas traseras ya han comenzado a ocultarse por el noroeste. La estrella “Polaris” es el objeto celeste al que se va acercando todavía el polo norte celeste y lo hará por los años que le restan al siglo XXI, de tal manera que, a partir del año 2101 este punto celeste iniciará su retiro desde esta estrella para dirigirse en ese tiempo hacia la estrella Errai de la constelación de Cefeo. A partir del año 2950 Errai será la próxima estrella polar, para entonces, vista desde la Tierra la actual Polaris le tendrá que ceder su lugar y su nombre a Errai… La actual estrella Polaris retomará sus antiguos nombres: para occidente volverá a nombrársele “Cinosura” y para los árabes “Alrukaba”. Desde ese año (2950) aproximadamente, hasta el año 5200 Alrai tomará el nombre de Polaris el cual, en ese año aproximadamente, lo cederá a “Iota Cephei”. Esta dinámica consiste en lo siguiente: el polo norte celeste da una vuelta completa al polo norte de la eclíptica en aproximadamente 25,756 años, periodo que en astronomía conocemos como AÑO PLATÓNICO, y en ese tiempo el polo norte celeste se aproxima a algunas estrellas, las cuales, según su turno van tomando el nombre de “Polaris” por ubicarse cerca del polo norte celeste, lugar del cielo al que apunta el eje de la Tierra en el hemisferio boreal. En otras palabras, dentro de 25,756 años aproximadamente Polaris volverá a ser Polaris.

VIENDO HACIA EL NORESTE: La mitad de la constelación de Cepheo ya se ha aparecido mientras que, El Dragón ya se encuentra completamente encima del horizonte. Draco parece tener la dinámica de un cangrejo ya que, primero aparece la cauda, luego el cuerpo y al final la cabeza. Según el asterismo parece que pretende devorar a la estrella Vega que también ya está por el horizonte.

VIENDO HACIA EL ORIENTE: las constelaciones del Hércules y la Corona Boreal ya pueden ser observadas.

VIENDO HACIA EL SURESTE: el Ofiuco y el Escorpión parecen emerger atrás de las montañas. También Lupus (El Lobo) y Circinus (el Compás).

VIENDO HACIA EL SUR: El Centauro completo y la Cruz del Sur pueden ser todavía apreciados.

VIENDO HACIA EL SUROESTE: Las cuatro constelaciónes que resultaron de la desmembración del antiguo Barco: Carina (el Casco), Vela (las Velas), Puppis (la Popa) y Pyxis (la Brújula) se preparan para ocultarse pronto.

VIENDO HACIA EL PONIENTE: Las constelaciones de Canis Minoris (el Can Menor) y Monoceros (el Unicornio) ya han iniciado su ocaso.

VIENDO HACIA EL NOROESTE: Gemini (los Gemelos) en donde encontramos al escurridizo planeta Mercurio; y el Auriga, pronto desaparecerán bajo el horizonte.

EN EL CENIT: este lugar celeste lo ocupan Coma Berenices (la Cabellera de Berenice) y la parte oriental de Leo.

ENTRE EL CENIT Y EL NORTE: Ursa Maior (la Osa Mayor) y Canes Venatici (los Perros de Caza) brillan sobre la línea meridiana.

ENTRE EL CENIT Y EL NORESTE: apreciamos a Leo Minor (el León Menor) en el lomo de Leo su padre.

ENTRE EL CENIT Y EL ORIENTE: Virgo (la Virgen) donde encontramos la Luna que avanza hacia el horizonte donde adquirirá su fase de Llena.

ENTRE EL CENIT Y EL SURESTE: la cola de la Hydra y Libra (la Balanza) pueden ser apreciadas.

ENTRE EL CENIT Y EL SUR: en esta zona podremos observar las constelaciones de Corvus (el Cuervo y Crater (la Copa).

ENTRE EL CENIT Y EL SUROESTE: por ese punto celeste podemos observar claramente a Cancer y la cabeza de la Hydra.

ENTRE EL CENIT Y EL PONIENTE: la constelación de Sextans (el Sextante) puede ser visto claramente.

ENTRE EL CENIT Y EL NOROESTE: por este rumbo encontraremos las apagadas estrellas de Lynx (el Lince).

SOBRE LA ECLÍPTICA DE ORIENTE A PONIENTE: Sobre esta línea están las constelaciones de Ophiuchus (el Ofiuco), Scorpius (el Escorpión), Libra (la Balanza, Virgo (la Virgen), Leo (el León), Cancer (el Cangrejo) y Gemini (los Gemelos).

OBSERVACIONES SEMANALES SOBRE LA ECLÍPTICA

PARA LA PRIMERA SEMANA DEL MES DE JUNIO

(La ECLÍPTICA es la órbita aparente del Sol alrededor de la Tierra)

Juan José Ramírez Tovar

MIÉRCOLES 3 DE JUNIO DE 2020

LA LUNA EN EL PERIGEO

La Luna de la izquierda la representa en el apogeo, y ésta, aparentemente, desde la Tierra se ve un 11% más grande debido a que se encuentra más cercana.

CONSTELACIÓN: Ofiuco / a las 4 de la mañana hora universal/ la distancia en esta ocasión es de 364,366 kilómetros desde el centro de la Tierra hasta el centro de la Luna.

VIERNES 5 DE JUNIO 2020

LUNA LLENA

Una Navidad con luna llena | Ciencia | EL MUNDO

CONSTELACIÓN: Ofiuco / a las 19:12 hora universal/ la Luna llena aparece por el oriente al anochecer y se oculta al amanecer por el noroeste.

CINCO CONCEPTOS CADA SEMANA DEL DICCIONARIO ASTRONÓMICO BÁSICO

Lic. Astrónomo Reynaldo Huerta Cerna

LETRA “C”

CAPRICORNIO / TRÓPICO DE

existen 2 conceptos de “Trópico de Capricornio”: el geográfico y el celeste, los cuales son correspondientes en cuanto perpendicularidad, por ejemplo, cuando los rayos del Sol inciden perpendicularmente sobre el trópico de Capricornio geográfico (solsticio de invierno en el hemisferio boreal) es porque el Sol se encuentra en el trópico de Capricornio celeste.

Movimientos de la Tierra - aulaCCTT

La Tierra iluminada por el sol el 21 de diciembre de cualquier año

El trópico de Capricornio geográfico es un círculo imaginario ubicado en todos sus puntos a -23° 26´ y 14” de latitud austral desde el ecuador terrestre, y marca los lugares sobre la Tierra en los que la incidencia perpendicular de los rayos solares alcanza la máxima latitud sureña, de tal manera que, al sur del trópico de Capricornio ningún lugar recibe los rayos del Sol perpendicularmente.

El trópico de Capricornio celeste tiene las mismas coordenadas de declinación, pero obviamente, sobre la esfera celeste. Enseguida menciono las 14 constelaciones que “toca” o cruza el trópico de Capricornio celeste: Aquarius, Cetus, Eridanus, Lepus, Canis Maior, Puppis, Hydra, Crater, Corvus, Libra, Scorpius, Ophiuchus, Sagittarius, y Capricornus.

CARINA / CONSTELACIÓN DE

Carina constellation map.svg

Actualmente se considera a “Carina” o también denominada “La Quilla”, el área celeste más importante de las 4 en las que se dividió la antigua constelación de “Argo Navis” (La Quilla, la Vela, la Popa, y la brújula). Esta antigua constelación (el Barco) rememora la nave que Jasón, el héroe mitológico, mandó construir para hacerse a la mar con un puñado de jóvenes valientes en una aventura que, tenía como objetivo rescatar el “Vellocino de oro”.

Esta nave tenía el don del habla, y podía decidir la ruta, según las condiciones del clima. Además, contaba con un don, algo así como una especie de “GPS” actual, para sortear las rocas marinas, que la habrían destruido fácilmente.

Esta constelación (Carina), como actualmente se tiene, fue propuesta en 1763 por el sacerdote católico Nicolas Louis de Lacaille, en su obra “Coelum Australe Stelliferum”, y confirmada como constelación moderna, por la “Unión Astronómica Internacional” (UAI) en 1928, año en el que se establecieron formalmente las 88 constelaciones modernas, que ahora se reconocen por todo el mundo científico.

El nombre oficial es “Carina”, su genitivo que se usa para denominar sus estrellas es “Carinae” (Carine), y la abreviatura usual es “Car”. La superficie de este “país del cielo astronómico” es de 494° cuadrados de arco, de un total de 41, 000 y fracción, con los que cuenta la totalidad de la esfera celeste. De esa totalidad la Quilla tiene el 1.2%, ocupando el rango 34 entre las 88 constelaciones. En otras palabras, está considerada una constelación de mediano tamaño.

En esta constelación pueden verse 225 estrellas sin la necesidad de telescopio, siendo la más brillante de ellas la refulgente “Canopo”, que a su vez es la segunda estrella más brillante del cielo nocturno, solo después de Sirio del Can Mayor. En ella no encontramos objetos Messier, pero sí 44 del “NGC” (Nuevo Catálogo General”.

CASSIOPEIA / CONSTELACIÓN DE

Cassiopeia constellation map.svg

Casiopea es una característica constelación del hemisferio norte celeste. Es muy difícil observarla en el hemisferio austral, solamente puede verse en las regiones próximas al ecuador, y es imposible su observación de los 20 grados latitud sur hacia el sur. En las regiones muy al norte del hemisferio boreal esta constelación es circumpolar, o sea, puede observarse sobre el horizonte en todo tiempo nocturno.

En nuestra latitud Casiopea no es circumpolar, siendo posible su observación desde el mes de octubre y hasta el de marzo, por tal motivo podemos decir que su presencia en el cielo marca el tiempo cuando está vigente el horario de invierno.

El nombre oficial de esta constelación es “Cassiopeia” con genitivo “Cassiopeiae”, con la abreviación “Cas”. Su extensión cuenta con 599° de arco cuadrados, con casi 1.5% de la totalidad de la esfera celeste, por lo que es considerada medianamente grande.

Esta constelación forma parte de las 46 mencionadas por Tolomeo en su obra “El Almagesto”, por lo que se considera, que por lo menos era conocida desde el siglo V antes de Cristo. Representa a la madre de Andrómeda, esposa del Rey Cepheus, por lo tanto “La Reina Casiopea” de Etiopía, con residencia en “Yope”, ubicada en lo que ahora es la costa de Israel y Líbano.

Casiopea

Casiopea forma parte de un pequeño grupo de tres constelaciones que forman “una familia”: la del Rey Cepheus, situada un poco más al norte de Casiopea, la de Casiopea misma, ubicada en el centro de las tres, y la de la princesa Andrómeda, hija de ambos, situada inmediatamente al sur de Casiopea.

En el área de esta constelación es posible observar 157 estrellas sin necesidad del telescopio, de las cuales la más brillante es “γ Cassiopeiae” (Gamma Casiopeye), situada en el centro del asterismo que forma una “M” estilizada, que se usa para encontrar el norte cuando no es posible la observación de la “Osa Mayor”, la cual se encuentra diametralmente opuesta a Casiopea, de tal manera que nunca las podemos ver al mismo tiempo, o sea, cuando deja de verse la Osa Mayor, aparece Casiopea, y viceversa.

En Casiopea podemos observar 2 objetos Messier: M52 y M103, que son 2 cúmulos abiertos de estrellas. También pueden ser localizados 41 objetos NGC, y 4 lluvias de estrellas, de las cuales Casiopea es la radiante: “Fi Casiopéidas de diciembre”, “Iota Casiopéidas de septiembre”, “Mi Casiopéidas de junio”, y “Psi Casiopéidas”.

En un futuro cercano, cuando seres humanos viajen a algún planeta de la estrella Alfa Centauri, la más cercana al Sistema Solar, la posición de las estrellas cambiará poco por la “corta” distancia de este otro sistema planetario, sin embargo, en la constelación de Casiopea podrá verse un cambio significativo: habrá una estrella muy brillante cerca de la estrella “ε Cassiopeiae” (épsilon Casiopeye), esa estrella de primera magnitud es precisamente nuestro radiante Sol, que por efecto de perspectiva se verá formando parte de esta famosa constelación del hemisferio boreal.

CENTAURUS / CONSTELACIÓN DE

Se trata de una constelación muy extensa. Supera los 1,000° de arco cuadrados, siendo su extensión precisa de 1060.4° de arco cuadrados. Ocupa el 2.5% de la totalidad de la esfera celeste. Es la novena constelación más extensa entre las 88 aceptadas por la “Unión Astronómica Internacional” (UAI), con sede en París, Francia. El nombre oficial de la Constelación es “Centaurus”, y su genitivo en latín es “Centauri”, el cual se usa para designar técnicamente a las estrellas pertenecientes a esta constelación, regularmente con la Abreviación “Cen”, precedida de una letra griega, o de una letra latina, o de un número. En español la conocemos simplemente como “El Centauro”.

Night Sky Creatures: How to Spot the Centaur and the Wolf ...

Se encuentra, aproximadamente, a 30° al sur del ecuador celeste, en cuanto a su parte más al norte; y a 65°, aproximadamente, desde el ecuador celeste, en su parte más al sur. Siendo lo meses de mayo, junio, y julio, cuando se le puede apreciar en las primeras horas de la noche.

Además de extensa, es también una de las constelaciones más ricas en cuanto al número de sus estrellas que se ven a simple vista, siendo éstas 281, las cuales, obviamente, poseen una magnitud visual, o aparente mayor, que +6.5; cuenta entre sus componentes estelares, con la 5° estrella más brillante del cielo nocturno, la cual se denomina “α Centauri” (Alfa Centauri), la cual es doble, siendo sus componentes: “α Centauri A”, y “α Centauri B”, estas dos estrellas son orbitadas por un tercer componente del sistema estelar triple, denominado “α Centauri C”, estrella también conocida como “Próxima Centauri”, separada de sus compañeras de sistema estelar por 2 meses y medio luz de distancia, por lo cual, esta tercera estrella se aprecia 2° de arco, aproximadamente, desde sus homónimas A y B. Por supuesto que este detalle, que se menciona, hace muy especial a la constelación del Centauro.

Mitologia | Centauro

“El Centauro”, como constelación ubicada muy al sur de la esfera celeste, no posee objetos “Messier”, seguramente que, por que, cuando Charles Messier, realizó su catálogo, en el siglo XVIII, prácticamente, esta constelación no era visible desde Europa, porque galaxias y nebulosas son muy numerosas en esta zona del cielo. Tan solo objetos NGC (“New General Catalogue”) son 174; y la constelación es la radiante de tres lluvias de estrellas: 1) “Alfa Centáuridas”, 2) Omega Centáuridas, y 3) Theta Centáuridas.

El nombre de “Centauro” fue tomado de la mitología griega, en la cual se afirma que de los muchos centauros engendrados por “Kentauros”, excepcionalmente, uno de nombre “Quirón”, era sabio, prudente, y respetaba las leyes de la hospitalidad. De hecho, Quirón fue maestro de varios héroes, entre los que se contaban Áyax, Hércules, Aquiles, Jasón y Teseo; por lo que era muy apreciado por Zeus, debido a su gran capacidad docente. Accidentalmente, una de las flechas disparadas por el “Sagitario”, fue a dar al corazón de Quirón, matándolo. Ante esta desgracia celestial, Zeus colocó a Quirón entre las constelaciones.

Entre los objetos celestes más interesantes de esta constelación, está otra estrella de primera magnitud, que lleva por nombre “Agena”, denominada por el catálogo Bayer como “β Centauri”. “Agena” es la segunda estrella más brillante del Centauro. La tercera estrella en brillo es “θ Centauri” (“Theta Centauri”), también conocida por el nombre propio de “Menkent”, una gigante naranja ubicada a 61 años luz desde la Tierra.

Uno de los objetos más interesantes y espectaculares del “Centauro” es, sin lugar a dudas, “ω Centauri” (“Omega Centauri”), el cual NO es una estrella, sino más de un millón de ellas, ya que se trata de un cúmulo globular, visible a simple vista como si fuera una estrella, pero que si se observa a través de un telescopio pequeño, revela su naturaleza de súper cúmulo globular de estrellas.

CEPHEUS / CONSTELACIÓN DE

En la mitología griega el rey “Cepheus” era el esposo de la reina “Cassiopeia”, y padre de Andrómeda. Supuestamente reinó sobre el territorio que ahora forma parte de El Líbano, e Israel en la costa mediterránea, al que los griegos antiguos llamaban Etiopía. Los expertos creen que el nombre de este reino es homónimo del nombre de la nación africana de Etiopía, pero no son, ni fueron el mismo país.

La reina Casiopea, esposa de Cefeo, cometió la terrible indiscreción de afirmar que su hija Andrómeda era más hermosa que las Nereidas, hijas del dios del mar Poseidón. Las jóvenes diosas se quejaron amargamente ante su padre acerca de la increíble vanidad de Casiopea. Poseidón furioso envió entonces terribles inundaciones al reino de Cefeo, y para colmo de males también ordenó al monstruo marino “Cetus”, que atacara las ciudades del reino devorando a sus habitantes.

Resultado de imagen para imágenes de la estrella Alderamin de Cefeo

Imagen tomada de Sky and Telescope

Alarmado el rey Cefeo, por las desgracias que se cernían sobre su reino, consultó al oráculo de Zeus, y éste le dijo que la furia del dios Poseidón solo se calmaría, si encadenaba a su hija Andromeda en un risco a la orilla del mar, para que el monstruo Cetus la devorara. Cefeo aceptó el castigo, e hizo lo que el oráculo mandaba. La princesa Andrómeda fue encadenada junto al mar en un risco.

Por coincidencia, Perseo pasó por ese sitio, cuando regresaba de degollar a Medusa, montando el Pegaso, al ver la princesa Andrómeda se enamoró de ella, y le propuso al rey Cefeo, que, si lograba matar a Cetus, se le concediera el honor de desposar a Andrómeda. El rey Cefeo aceptó, porque el prometido de Andrómeda, el príncipe Fineo, había permanecido conforme con el castigo impuesto a Andrómeda, o sea, nada hizo por salvarla.

Venturosamente Perseo vence al monstruo Cetus, convirtiéndolo en coral, y libera de sus cadenas a Andrómeda. Pero tiene que enfrentarse ahora a la furia de Fineo, quien con sus secuaces enfrenta a Perseo, pero éste, usando la cabeza cercenada de Medusa, lo vence convirtiéndolo en piedra. De esta manera Perseo y Andrómeda se casan y el reino de Cefeo vuelve a la calma.

Finalmente, todos los personajes de esta tragicomedia, incluidos el monstruo Cetus, y el Pegaso, y por supuesto Cefeo, Casiopea, Andrómeda, y Perseo, excepto Fineo, son asterizados (convertidos en estrellas) por Zeus en la esfera celeste, formando en la actualidad, un grupo bastante extenso de constelaciones, abarcando una gran zona del hemisferio boreal, siendo la de Cefeo la más septentrional de todas. De hecho, la parte más al norte de Cefeo se encuentra a tan solo 1 grado de arco, del polo norte exacto de la esfera celeste.

Precesión de los equinoccios - Wikipedia, la enciclopedia libre

Se sabe que, como consecuencia, y efecto del fenómeno de la precesión de los equinoccios, la estrella “Errai” de Cefeo, dentro de 1,500 años, aproximadamente, se convertirá en la estrella Polar ya que, el polo norte celeste se acercará significativamente a ella.

El nombre oficial de la constelación de Cefeo es “Cepheus”, y su genitivo latino es “Cephei”, usándose la abreviación “Cep” para la denominación de sus estrellas. De tal manera que la estrella más brillante de la constelación que lleva el nombre propio de “Alderamín”, técnicamente de denomina “α Cephei” (Alfa Cefei), o “α Cep”.

El gran astrónomo del siglo II Tolomeo, nombra esta zona celeste en su obra maestra “El Almagesto”, como parte de las 48 constelaciones, consideradas desde la antigüedad más remota de nuestra cultura; y por supuesto que también forma parte de las 88 constelaciones de la esfera celeste, aceptadas por la UAI (Unión Astronómica Internacional con sede en París, Francia).

Cepheus cubre 589° cuadrados de arco de los aproximadamente 42,000 que tiene la esfera celeste, ocupando el rango 27avo entre las 88 constelaciones, por lo que está considerada un área medianamente grande.

Alderamín, su estrella más brillante refulge con un brillo de +2.4 magnitudes en la escala de Hiparco, entre las 152 estrellas que pueden distinguirse a simple vista en esta área celeste, en la que también pueden encontrarse 36 objetos NGC, siendo Cepheus la radiante de una lluvia de estrellas: “Gamma Cefeidas de agosto”

ASTRONOMÍA MEDIÁTICA

Juan José Ramírez Tovar

“La NASA confirma la existencia de un universo paralelo, donde el tiempo va al revés”

Éste es el tema del que se ha estado hablando masivamente por los medios de comunicación en los últimos días, donde afirman que la Nasa (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) ha dado a conocer distintas pruebas que ameritan el descubrimiento de un universo paralelo al nuestro y que el tiempo retrocede en lugar de avanzar, y las demás leyes de la física son contrarias a como las conocemos.

Se trata nada más y nada menos que de una “fake new” ya que no, la Nasa no ha confirmado ningún supuesto universo en el que el tiempo vaya hacia atrás, de hecho, el científico a quien le conceden este hallazgo ha desmentido a los medios diciendo lo siguiente: “se ha inventado cada cosa sobre mí y mi experimento”. Peter Gorham es un profesor de física que ha trabajado en proyecto dirigiendo la investigación ANITA (Antena Antártica de Impulso Transitivo) aseguró el profesor que ni él ni su equipo han afirmado o respaldado datos acerca de universos paralelos “no tenemos información para respaldar semejantes cosas”.

En las paginas oficiales de la Nasa tampoco se menciona nada relacionado, el profesor Peter mencionó un artículo de la revista New Scientist y dice que, al parecer los medios desinformados mal interpretan las cosas. Este artículo es titulado “Es posible que hayamos visto un universo paralelo retrocediendo en el tiempo”. En el artículo se mencionan varios eventos extraños que se llevaron a cabo en 2016 por la antena de ANITA que sobrevuela sobre el congelado clima de la Antártida, la cual detecta neutrinos (partícula subatómica que no posee carga eléctrica y apenas tiene masa).

Según Peter Gorham la señal que su equipo capto se trataba de una molécula incluso más fuerte que un neutrino, y que ésta se encontraba atravesando la Tierra, a lo que muchos investigadores descartaron la idea de algún universo paralelo, haciendo varias comprobaciones, dedujeron que el hielo Antártico poseía características que podrían a haber distorsionado la radiación cósmica.

EN NUESTRA OPINIÓN, concluimos que si fuera el caso de haber hallado una partícula a la cual tenemos acceso, quiere decir que se encuentra y forma parte de este mismo universo, pero de otra naturalidad aún desconocida, si no tenemos acceso a ella, nunca lo tendremos comprobado, ni jamás sabremos que se trata de un universo paralelo…

C:\Users\Windows\AppData\Local\Microsoft\Windows\Temporary Internet Files\Content.Word\20180313_062045.jpg

Observatorio astronómico Ilalux de Querétaro al amanecer

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *